La Bikers’ Classics celebra su décimo aniversario contando con la presencia del triple campeón del mundo Freddie Spencer, quien pilotará una réplica de su legendaria Honda CB750 Superbike con la que compitió en 1980 y 1981, así como su Honda RC30 de 1991. Su presencia en el circuito coincidirá con el 30 aniversario de su primera victoria en un Gran Premio de 500cc, hito que consiguió en este circuito de Spa en 1982.

Esta no será la primera visita de Spencer al Bikers’ Classics. En 2004 ya recibió el calor de los aficionados, a los que firmó autógrafos y con los que posó en innumerables fotografías. Recordando esa primera victoria en la categoría reina, Spencer comenta: “Claro que guardo recuerdos muy especiales de Spa. Allí gané mi primera carrera de Gran Premio. Me encanta Spa porque exige el máximo. Tiene muchos aspectos que ponen a prueba tanto al piloto como a la máquina, y además es muy divertido! Cada vez que tengo la oportunidad vuelvo para rodar en él. No puede ser mejor.”

Aunque Freddie no consiguió el título de SBK, terminando segundo por detrás de Eddie Lawson en 1981, muchos recuerdan la imagen del piloto rodando con una moto de calle transformada en moto de carreras. Entre 1980 y 1981, Spencer ganó un total de seis carreras del AMA SBK a los mandos de una CB naked, siendo el primer piloto que ganaba con una Honda. Freddie recuerda que esa Honda de 1023cc y 120Cv era bastante manejable: “El chasis no podía con la potencia extra del motor. Daba miedo llevarla porque era muy impredecible, el piloto debía ser capaz de adaptarse y ajustarse a los requerimientos de la moto. La moto que pilotaré en Spa es muy similar a la que llevé, así que ya tengo ganas de probarla.

Spencer hacía su debut en Grandes Premios en el circuito belga de Zolder con una Yamaha TZ500 en 1980. En 1982 Spencer competía como piloto oficial Honda consiguiendo la victoria con una NS500 en Francorchamps. En 1985 ganó el GP de Bélgica de 250 con una NSR250.

Freddie asegura que sus días sobre la CB sirvieron de buena preparación para competir en los Grandes Premios: “Pilotarlas me forzó a mejorar mis sensaciones y mejorar la capacidad de adaptación, así que cuando subí a una moto de Gran Premio era más preciso, estaba listo.”

El Bikers’ Classics 2012 se celebrará del 29 de junio al 1 de julio.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario