Motos Ducati

Hablar de Ducati es hablar del Mundial de Superbikes, de motores desmodrómicos con dos cilindros en V a noventa grados. Hablar de Ducati es hablar de competición y de una historia no del todo tranquila. Hablar de Ducati es hablar de muchas cosas, menos de componentes de radio. Y sin embargo, ese fue el cometido de los primeros años de la 'Societa Scientifica Radio Brevetti Ducati', fundada en Bolonia por Adriano, Marcello y Bruno Ducati en 1926.

Ducati nació como fabricante de válvulas, condensadores y otra serie de componentes para aparatos de radio, un negocio que fue tan bien que en 1935 construyeron en Borgo Panigale una nueva factoría, que durante la guerra y precisamente por ser una fábrica de componentes de radio, fue bombardeada repetidas veces. A pesar de ello, la producción de componentes electrónicos se mantuvo.

Al final de la guerra, y con un panorama totalmente desolador y que solo una contienda de semejante calibre puede conseguir, Ducati comienza a fabricar motores auxiliares para acoplarlos a bicicletas ya existentes y así comenzar con la reconstrucción tanto del país como de la empresa. No obstante, la primera Ducati 'de verdad' no aparecería hasta 1950. Tenía 60 centímetros cúbicos y recibió la denominación de Ducati Cucciolo (cachorro).

Durante 1952 se tomó la decisión de separar la división de motos de la producción de componentes electrónicos, fundado Duati Meccanica. Pero no fue hasta la llegada del Dottore Guiseppe Montano, cuando Ducati entró en competición poniendo al frente del equipo técnico a Fabio Taglioni. Ésto ocurría mientras la producción aumentaba; primero fue la Ducati Mariana, luego la Ducati 98 y la 125 y en 1955, el primer éxito de la firma en competición.

La firma de Bolonia es conocida por su sistema de distribución desmodrómico, que se estrenó en 1956 y que se alzó con el GP de Suecia de 1956 y con el segundo puesto en el Mundial de 125 en 1958. Una moto que pilotaron nombres como Mike Hailwood, quien ganó su primer Gran Premio sobre una Ducati 125 Desmo. Las grandes cilindradas llegaron en 1961 con la Ducati Mach1 con motor de 250 centímetros cúbicos, siendo además la primera de su categoría en alcanzar los 160 km/h. Ganaron en las 24 Horas de Montjuïc, así como en otras muchas pruebas, pero el dinero se negaba a entrar en las arcas. El gobierno italiano actuó inyectando mucho dinero y Montano se fue a la calle.

En los años 70 llegaron los V-Twin a 90 grados con un 750 creado por Taglioni usando lo que había en el almacén y convirtiendo ese motor en la seña de identidad de Ducati hasta nuestro días, siendo la Ducati Desmosedici la única moto de calle de Ducati con motor de más de dos cilindros.

Ganaron en el TT de la Isla de Man con Mike 'the Bike', en Suerbike, en MotoGP y aún así, terminó en manos de una firma automovilística como es Audi, que a su vez está encuadrada dentro del Grupo Volkswagen.

Cuando Audi se hizo con el control de Ducati a varios medios especializados se les ocurrió la excitante idea de enfrentar  la montura más...

Ducati lanza la nueva Diavel Titanium 2015, edición limitada de la custom de la marca italiana con nuevos y exquisitos acabados. La Titanium 2015...

La Ducati Scrambler pasa por ser uno de los modelos más personalizables y más de moda a día de hoy, la pequeña italiana nacida...

La firma italiana Ducati tiene en la Scrambler uno de sus mayores lienzos en blanco tanto para los builders como para aquellos clientes que...

Esta increíble Ducati de Jens vom Brauck, más conocido por sus siglas JvB, es un proyecto de 2013, continuación de su célebre Ducati 'Flat...

Esta obra de Max Hazan se sale de lo convencional en el mundo custom, más que un builder tradicional el autor afronta sus obras...

Creada con motivo del The Bike Shed de París el pasado mes de abril, esta Dcuati Scrambler del taller galo FCR no trata de...

Ducati más que anunciar celebra las cifras de venta del pasado mes de abril, con unas cifras de 7.309 ejemplares entregados el pasado mes,...

De entre todas las maneras posibles de realizar un proyecto custom, no hay uno más satisfactorio que el rescatar una moto clásica abandonada y...

Si hace un par de días os traíamos la espectacular escultura "Fortitudo mea in levitate" que Ducati preparó para exponer a la entrada del...